En este momento estás viendo Rutina para combatir la deshidratación en piel con tendencia grasa

Rutina para combatir la deshidratación en piel con tendencia grasa

La piel grasa supone un problema importante que afecta a muchas personas en el mundo. Por más esfuerzos que hacen, nada parece tener resultados. Y el mayor de los problemas llega cuando la piel con tendencia grasosa tiene deshidratación. Es posible que siempre hayas pensado que esta la sufren más las pieles secas, pero la grasa no es símbolo de hidratación ni mucho menos, y casi todos los productos indicados para hidratar llevan elementos grasos. ¿Qué hacer entonces?

Cómo hidratar la piel grasa

No saber elegir bien la rutina para la deshidratación es uno de los mayores errores que cometen quienes tienen la piel grasa. ¿Cuál es la correcta que debemos elegir? Sigue estos pasos:

  • Limpia el rostro por la mañana y por la noche con un limpiador astringente que ayude a eliminar el exceso de grasa. Es más recomendable que estos sean en gel. No frotes demasiado fuerte o podrías producir descamación. 
  • El segundo paso es la aplicación de un tónico que no contenga alcohol, pero sí ingredientes capaces de reequilibrar el pH de la piel. De este modo, nuestra cara estará limpia en profundidad y preparada para recibir el resto de productos. 
  • Hidratación. Como en todas las rutinas de higiene facial, la hidratación es el último paso y, además, fundamental. Es importante que elijas una crema sin aceites y con una textura ligera, para no aportar más grasa a la piel. 
  • Haz una exfoliación facial al menos una vez por semanas. De esta forma se eliminan las células muertas y se permite la entrada de otros productos. 
  • Cuida especialmente del contorno de ojos

¿Cómo sé si mi piel grasa está deshidratada?

Las personas que tienen la piel seca pueden notar fácilmente que su piel está deshidratada porque se presenta apagada, sin brillo y con sequedad extrema. Sin embargo, los síntomas o signos visibles de la deshidratación en la piel grasa son un tanto distintos. Por ejemplo: 

  • Combinación de piel brillante con zonas escamadas. También es probable que notemos la piel seca en zonas como la nariz o las cejas. 
  • Textura rugosa y nada suave al tacto. 
  • Pérdida de elasticidad. Esto sucede porque hay una carencia importante de agua en nuestra piel. 
  • Poros dilatados. 
  • Es posible que se muestren irritaciones cutáneas. 
  • Estrías bajo los ojos y las mejillas. 
  • Piel con aspecto cansado. 

La deshidratación en la piel grasa se puede dar por muchos factores como el clima extremo, ya sea frío, calor, sol o viento, la edad, algunos tipos de problemas de la piel, no usar los cosméticos adecuados y ciertos medicamentos. 

Además de seguir los pasos que te hemos dado para una correcta rutina facial en la piel grasa, puedes cuidar tu piel también desde dentro con una buena alimentación rica en productos frescos que contienen nutrientes de calidad, y bebiendo mucha agua. 

Y, además, ya sabes que en nuestro centro ponemos a tu disposición una serie de tratamientos que te permiten devolverle a tu piel toda su belleza natural. 

Deja una respuesta

Ver más

  • Responsable: Session Estética.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a SERED HOSTING S.L que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.